Usted está aquí

Piaget

PIAGET, AUTÉNTICA MANUFACTURA

Realizar completamente sus propios guardatiempos, desde la concepción hasta los acabados, desde el movimiento hasta la caja y el brazalete en oro, es un privilegio exclusivo, un reto superado por Piaget con sus dos Manufacturas. 

CONCEPCIÓN DE LOS RELOJES

En el taller de estudio y desarrollo, los ingenieros conciben el conjunto de componentes externos (cajas, esferas, brazaletes, hebillas y coronas) de los relojes en un diálogo constante con los relojeros y los diseñadores. Apoyándose en equipos informáticos de última generación, desarrollados especialmente para la Manufactura, estos expertos realizan múltiples simulaciones (rozamiento, desgaste, resistencia de los materiales…) con el fin de garantizar la fiabilidad de los relojes a largo plazo.

LA RELOJERÍA PRECIOSA

Piaget relojero, Piaget joyero. Nunca antes una marca había logrado reunir con tanta naturalidad estos dos universos. Esta fusión del tiempo y el resplandor se expresa plenamente en el taller de engaste integrado de la Manufactura. Gracias a sus gemólogos, joyeros y engastadores, la Maison Piaget domina bajo su techo todas las etapas necesarias para hacer de sus guardatiempos verdaderas obras de arte de la joyería. Engastar un reloj o un movimiento es un arte exigente que implica numerosas limitaciones. En función del modelo, nuestros engastadores optan por un engaste en grano, garra, o cerrado, y juegan con las diferentes tallas de la piedra. El estudio del empedramiento representa una etapa importante de la concepción, con el fin de destacar las líneas y los volúmenes de la piedra.